LOS VINOS DE ABRIL 2017

Aprovechando unos días de fiesta en Semana Santa con los que no contaba y en los que novia y amigos estaban ocupados trabajando, cogí el coche y me fui yo solo a ver bodegas de La Rioja. El plan inicial era hacer lo mismo en Burdeos pero decidí cambiar el destino a última hora porque se me empezó a complicar la organización.

En resumidas cuentas: hostal de mala muerte en Haro y 6 bodegas entre lunes y martes: Rioja Alta (Haro), Artadi (Laguardia), Remelluri (Labastida), Contador (San Vicente de la Sonsierra), Eguren-Ugarte (Laguardia) y Baigorri (Samaniego). No está mal aunque todavía se me quedó alguna en el tintero a la que me hubiera gustado entrar. Y de todo lo que me dieron a probar, hay aquí un par de cositas interesantes, la tercera llegó por otra vía...


ARTADI PAGOS VIEJOS2012. Tempranillo 100%. Bodegas y Viñedos Artadi. DOCa Rioja (España)

La visita a Artadi se gestionó el mismo lunes por la mañana con una llamada desde el coche a la altura de Logroño y camino de Haro (tranquila DGT, tengo manos libres).

- Hola, buenos días. ¿Sería posible visitar la bodega hoy?
- Sí, tenemos una visita programada a las 15:30 para un grupito pequeño, pero es en inglés.
- No importa, me apunto.

Ya la había visitado cuando estudiaba el Máster de Enología en Vitoria y todavía pertenecían a la DOCa Rioja pero es igual, Artadi es uno de esos sitios a los que conviene ir de vez en cuando. Efectivamente el grupito era pequeño: un matrimonio de Londres, un matrimonio de Holanda y yo. De lo que es bodega solo nos enseñaron un almacén que no estaba la primera vez que fui. Lo que sí que estaba y visitamos enseguida es una pequeña parcela aparentemente discreta pero que tiene nombre propio y es lugar de culto para muchos: la Viña El Pisón.

Una viña vieja de tempranillo (y algo de viura en su parte alta) de la que sale uno de los vinos más caros y buscados de España, de esos de los que todo el mundo habla pero pocos han tenido la suerte de probar. Pasear por ese sitio mágico mientras te explican su historia, por qué se llama El Pisón y otras curiosidades es una maravilla.

Al volver de la viña nos llevaron a la sala de catas y, como era de esperar, no había Pisón pero sí otras dos botellas: Viñas de Gaín 2015 y Pagos Viejos 2012. Muy buenos los dos pero claramente uno destacaba por encima del otro. ¡El segundo era un vinazo con todas las letras!

Monovarietal de Tempranillo que se elabora combinando vinos de varias fincas: Valdeginés, Los Olivos, La Poza de Ballesteros, El Carretil y Carralaguardia. Toda esta amalgama da como resultado un vino jugoso y potente del que me hubiera bebido tranquilamente toda la botella de no ser porque la compartía con los guiris y luego tenía que conducir. ¡Qué añada tan buena esta 2012!




PREDICADOR TINTO. 2014. Tempranillo con Garnacha, Graciano y Mazuelo. Bodegas Contador. DOCa Rioja (España)

Al día siguiente, martes 11 de abril, tras ver los viñedos de la Granja de Nuestra Señora de Remelluri me fui a San Vicente de la Sonsierra para visitar Bodega Contador, el proyecto que actualmente encabeza Benjamín Romeo (antiguo enólogo de Artadi, por cierto). Primera sorpresa de la mañana: llego al parking y al bajar del coche me encuentro con Lorenzo Otto y su familia, de la bodega Otto-Bestué aquí en Somontano. ¡En un grupo de 9 personas ya somos 6 de Barbastro!

Era una bodega que me apetecía conocer y que no defraudó. Guiados por Rafael Cabrero, hicimos un recorrido extenso y pausado por distintas salas incluidas las de barricas, donde pudimos comprobar el pastizal que tienen ahí invertido en madera de calidad. Es una bodega bien distribuida, muy limpia y que parece cómoda para trabajar. La única en España que ha conseguido los 100 puntos Parker con el mismo vino en dos añadas consecutivas, en este caso cosechas 2004 y 2005 del tinto Contador.

Finalizado el paseo por la bodega cogimos el coche para volver al pueblo porque es allí, en un bar del centro, donde catamos dos de sus vinos: Predicador blanco 2015 y Predicador tinto 2014. El blanco era fresco y muy bueno... pero el tinto era otra película. ¡Para mi gusto mucho mejor!

Sabroso, con nervio y contundente. ¡Un coupage mayoritariamente de Tempranillo que entraba como el agua!. Vigilados desde la mesa de al lado por el señor Andrés Romeo, padre de Benjamín y en cuyo honor se elabora el tinto de gama alta La Viña de Andrés Romeo, nos bebimos pronto las dos botellas que nos sirvieron con un poco de queso y embutido. La verdad que una visita muy bien organizada y sin prisa ninguna, además San Vicente de la Sonsierra es un pueblo que vale la pena conocer y ver desde lo alto del castillo.




PINTIA. 2012. Tinta de Toro 100%. Pintia. DO Toro (España)

Por razones que no vienen al caso y que lamentablemente no se dan con frecuencia, resulta que hace poco llegó mi padre a casa con una botella de Pintia 2012 para comer. Como bien sabréis, Pintia es la bodega que el grupo Tempos Vega Sicilia tiene en la provincia de Zamora bajo la DO Toro (y si no lo sabíais, ya os lo digo yo).

Que ponga Vega Sicilia en la etiqueta le da al momento del descorche un no-sé-qué especial porque no todos los días te enfrentas a una de estas. Bien es cierto que no es el Vega Sicilia "auténtico" de la Ribera del Duero e inaccesible para la gran mayoría de los bolsillos, pero es una firma que en todo lo que hace asegura unos mínimos más que aceptables de calidad. Y este caso no es una excepción.

¡J-O-D-E-R qué bueno! Qué potencia, qué frescura, qué colorazo y qué de todo. A lo tonto ya he probado unos cuantos vinos del grupo Vega Sicilia y de momento nada que objetar. Trabajando en El Petit Celler ya descubrí los Vega Sicilia Único, Valbuena y Alión; ahora en casa ha llegado Pintia y pronto me lanzaré a los Oremus de Hungría a ver qué tal respiran. Tengo alguna botellita por casa que no tardará en caer ;)



¡Saludos, litros y kilómetros desde Barbastro!

Comentarios